Por Alejandro Vargas González
save_alt
Dercargar boletín

La nube es para todos, pero no para todo, es una frase repetida con frecuencia, a la que nosotros añadimos: es mejor en pasos pequeños.

En boletines anteriores hemos abordado las perspectivas de adopción de servicios de nube en los diferentes modelos de entrega (pública, privada e híbrida) en las organizaciones en México. En este reporte escribiremos sobre las implicaciones que tienen para los proveedores tradicionales de TIC pasar de entregar grandes proyectos llave en mano a ser integradores de soluciones basadas en cómputo en la nube.

Antes de entrar en detalles, revisemos los alcances de los servicios de nube pública, con base en las definiciones de Select:

La nube pública es un servicio de aprovisionamiento flexible y escalable de cómputo entregado bajo demanda, cuyo cobro puede variar con la intensidad de uso, ya sea de acuerdo al número de usuarios, tiempo de uso u otros parámetros. Para optimizar el servicio, el operador de la nube utiliza una plataforma que comparte entre varios clientes (multi-tenant) virtualizada y gestionada mediante herramientas de software.

El mercado de cómputo en la nube pública seguirá siendo de los más dinámicos en la industria TIC. De acuerdo con cifras de Select, el valor de mercado para nube pública en 2019 alcanzará los $13 mil millones de pesos, con un crecimiento 26.5% respecto a 2018; mientras que todos los mercados TIC en conjunto apenas crecerán 2.2% en el mismo periodo.

Figura 1: Tamaño de mercado de nube pública en México

Tamaño de mercado de nube pública en México

Ampliar

 

De la nube pública, el software como servicio, SaaS, tiene 66% del mercado, un porcentaje alto en México debido a la facilidad de contratación de aplicaciones desde internet como suites de productividad, CRM, soluciones de colaboración, y algunas aplicaciones pequeñas de marketing, contabilidad entre otras. 

En segunda posición se encuentra la infraestructura como servicio o IaaS con 30% del mercado. En esta categoría se incluye el cómputo, procesamiento y almacenamiento, que típicamente son servidores virtuales o bare metal, procesadores y capacidad de almacenamiento.

La parte más pequeña del mercado es plataforma como servicio o PaaS con el 4%, pero con las mejores perspectivas de crecimiento gracias a que incluye las categorías con adopción más rápida: bases de datos en la nube, herramientas de depuración y análisis de grandes volúmenes de datos, data lakes, IoT, herramientas de desarrollo de aplicaciones basadas en Inteligencia artificial y machine learning. También incluye los contenedores que facilitan el lanzamiento ágil y aislado de aplicaciones y microservicios.

Estos cambios de paradigma en los modelos de adquisición de tecnología a través de la nube no sólo son para los usuarios finales: los vendors, los integradores y revendedores tradicionales de TIC están ante un punto de quiebre que deja atrás grandes proyectos de integración y actualización de infraestructura para dar paso a un pequeño y constante flujo de ingresos mensuales ligados al consumo de nube y sobre todo de servicios relacionados de consultoría, migración, optimización y soporte continúo de las soluciones.

Bajo esta nueva tónica, no hay grandes proyectos de nube sino múltiples proyectos pequeños, que en la medida que tengan éxito aumentarán el consumo y confianza para lanzar nuevas iniciativas a la nube.

En días pasados, el equipo de analistas de Select tuvo la oportunidad de participar en el Summit AWS 2019 y conversar con ejecutivos líderes de AWS y también con algunos de sus clientes. Después de reflexionar sobre los temas abordados, mantenemos la convicción de que la nube es para todos:

  • Para organizaciones pequeñas o de reciente creación, sin duda la mejor opción es la nube pública, puesto que elimina la necesidad de realizar costosas inversiones en sistemas, reduce el time-to market y permite escalar de acuerdo con el crecimiento del negocio.

  • Sin embargo, para aquellas organizaciones públicas y privadas que descansan la operación del negocio en infraestructura y aplicaciones legacy la mejor opción es dar pequeños pasos hacia la nube y poco a poco, desatar el potencial transformador de estos servicios.

AWS ha desarrollado un ecosistema de servicios avanzados de IA, analítica, machine learning y microservicios en la nube que tienen el potencial de detonar la Transformación digital, no sólo de los usuarios finales, sino de integradores y proveedores TIC.

Si el mercado se mueve aceleradamente a la adopción de nube, y la perspectiva de mayor crecimiento está en soluciones avanzadas de PaaS, es importante para los proveedores TIC invertir en desarrollar capacidades para vincular y aterrizar la oferta de la nube pública con las necesidades de los clientes.

Los servicios de cómputo en la nube permiten mayor agilidad y flexibilidad en la operación y desatan una mejora continua de la organización mediante el análisis de datos acelerando la Transformación digital de los negocios

 

Palabras clave:

#Transformacióndigital #NegociosTIC #Nube #Cloudcomputing

Boletínes relacionados:

https://www.selectestrategia.net/boletin/negocios-agiles-descansan-en-operadores-expertos-parte-2

https://www.selectestrategia.net/boletin/negocios-agiles-descansan-en-operadores-expertos-parte-1

https://www.selectestrategia.net/boletin/invertir-en-un-centro-de-datos-moderno-es-necesario-para-nuestra-transformacion-digital

https://www.selectestrategia.net/boletin/impulsando-la-transformacion-digital-en-latinoamerica

Ir a sitio web
Suscribete ahora

Suscribete

Suscríbete ahora y comienza a recibir información, noticias y más relacionadas a la Transformación Digital en Latinoamérica.

  • {{ error }}